Sábado 18 de junio 2022, 6ª edición de las CAPs: una peregrinación de 32 km, que une las cinco capillas de adoración perpetua al Santísimo Sacramento, abiertas en Barcelona


El pasado año en la víspera del Corpus Christi, fue la 5ª edición de las CAPs, donde volvieron a participar un grupo de 40 adoradores del Santísimo Sacramento, llamada así por unir las 5 capillas de Adoración Perpetua de Barcelona (Badalona, Tibidabo (ahora Santa Teresita), Real Monasterio Santa Isabel, Campos Elíseos y Espíritu Santo).

Un recorrido de 32 kilómetros a pie con casi 500 metros de desnivel, en el cual los peregrinos quisieron participar en esta “maratón eucarística” en la que celebraba una Hora Santa en cada una de las capillas.

La jornada comenzaba a las 6.00 de la mañana, con la Hora Santa en la Parroquia de San Sebastián, en Badalona. Poco después de las 7.00 daba inicio el camino hacia el Templo del Sagrado Corazón del Tibidabo, con oración en grupo del Santo Rosario, oración personal, ratos de silencio y conversación fraternal. Gracias a la generosidad de una familia del Regnum Christi, los peregrinos tuvieron el avituallamiento necesario en varios puntos del recorrido para soportar el calor y mitigar el cansancio, contando con agua y frutas frescas.

El grupo alcanzaba la cima del Tibidabo a las 13.00 donde se unían algunos peregrinos más y daba comienzo la segunda Hora Santa. Después de un almuerzo en la Hospedería del Templo, almuerzo en el mismo Templo (cote 15€) comenzaba el segundo tramo de la peregrinación hasta la Capilla de Santa Teresita, en el Real Monasterio Santa Isabel. Allí tenía lugar la tercera Hora Santa de la jornada y la celebración de la Santa Misa a las 17.00 horas. Después algunos adoradores, aún con fuerzas, fueron peregrinando hasta la capilla de AP de Campos Elíseos y la parroquia del Espíritu Santo, ahora también capilla de AP.

“32 kilómetros para el Señor” y con la ilusión de poder seguir repitiendo cada año esta locura de amor por Jesús eucaristía e ir sumando más Capillas de Adoración Perpetua al recorrido.

El primer año, en 2017, terminamos la peregrinación (entonces eran 3 CAPs) en la Capilla de Campos Elíseos, donde un año después, en diciembre de 2018, se entronizó el Santísimo, convirtiéndose en la 4ª Capilla de AP de Barcelona.

En 2020, terminamos la 4ª edición de las CAPs, en la parroquia del Espíritu Santo, que al año siguiente, en 2021, se convirtió en la 5ª Capilla de AP de Bartcelona.

Este año, en la 6ª edición de las CAPs, queremos terminar la peregrinación en la parroquia del Corpus Christi.


La pregunta del millón, ¿a quién se le ocurrió esta idea?

El mundo lo mueven dos clases de personas, los “zumbados” y los “prudentes”, cuando ambos se juntan, trabajando para el Señor, se producen las Locura de Amor, (palabras del Mn Felip).

Ya antes de la inauguración de la capilla de AP de Badalona más o menos en febrero del 2015, (la inauguración fue el 13 de mayo de 2015), en las preparaciones del extraordinario evento, se habló de hacer una peregrinación con el Santísimo desde Pomar hasta el Tibidabo en procesión. Se consultó con el entonces Cardenal D. Lluís Martínez Sistach y nos dijo que no, con criterio nos dijo que para una cosa así, se debería pedir permiso a cada parroquia por donde pasásemos con el Santísimo, por lo tanto, el tema se dejó aparcado. En el pasado aniversario del 2º año de la apertura de la capilla AP de Badalona (13 de mayo 2017), el Mn Felip recordó esa “Locura de Amor” que no se pudo hacer, y que las Locuras de Amor mueven a la humanidad y transforman en mundo. Ahí el Mn Felip reactivó un tema olvidado. Y desde el turno de Emaús de la Adoración Nocturna del Tibidabo (2º lunes de cada mes), decidimos llevar a cabo esta Locura de Amor de la que hemos quedado todos entusiasmados.

En la organización del evento repartimos credenciales a todos los peregrinos, donde se puso el sello de cada capilla de AP por donde se pasó.

El recorrido de las tres capillas fueron 25km, con más o menos 3h de adoración, y los que llegaron hasta la 4ª capilla recorrieron unos 30km en total. Se recordó a todos los peregrinos de que la peregrinación, con adoración, rezo del Santo Rosario (se rezaron dos rosarios), la eucaristía (que tuvimos por la tarde), y la confesión (el P. Javier estuvo confesando en la hora Santa de Santa Isabel) se obtenía indulgencia Plenaria.